Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    ¿Cómo funcionan la recaudación y pago manuales de los impuestos sobre el alojamiento?

    Los anfitriones normalmente tienen que cobrar los impuestos sobre el alojamiento de forma manual, salvo que la recaudación y liquidación automáticas de impuestos sobre el alojamiento estén disponibles en su lugar de residencia. Aunque Airbnb recaude y remita automáticamente determinados impuestos sobre el alojamiento en tu nombre, es posible que tengas que recaudar manualmente otros impuestos de este tipo. Por ejemplo, es posible que algunos lugares Airbnb recaude impuestos regionales, pero no municipales.

    Cobrar los impuestos sobre el alojamiento manualmente

    Tienes varias opciones para cobrar los impuestos sobre el alojamiento manualmente a los huéspedes:

    En cualquier caso, es importante que los huéspedes conozcan el importe exacto del impuesto antes de realizar la reservación. Los anfitriones que necesiten recaudar en persona los impuestos sobre el alojamiento solo podrán hacerlo una vez que los huéspedes hayan llegado. No podemos ayudarte con el cobro manual.

    Otras obligaciones fiscales

    Te recomendamos que te informes bien para asegurarte de que comprendes y cumples las normas y obligaciones fiscales locales aplicables a tu anuncio. Consulta a tu administración local o a un asesor fiscal profesional para obtener más información acerca de impuestos adicionales, normas o regulaciones que puedan aplicarse en tu caso.

    Airbnb proporciona información general a los anfitriones respecto a los impuestos sobre el alojamiento, y les aconseja que se informen sobre la legislación y las normativas locales y las respeten, así como que comuniquen a los huéspedes, antes de que reserven, cuál es el importe exacto de los impuestos que deberán abonar.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?