Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Cómo cancelar durante la estancia

    Si surge algo inesperado durante tu estancia, generalmente es una buena idea intentar hablar con tu anfitrión. La mayoría de los anfitriones prefieren resolver rápidamente cualquier problema buscando una solución, ofreciendo un reembolso parcial o ambos. Puedes escribirle al anfitrión desde tus mensajes.

    Si llegas a un acuerdo con el anfitrión que incluya un reembolso, puedes enviarle la solicitud correspondiente. Puedes solicitar un reembolso parcial si quieres seguir adelante con tu estancia o puedes pedirle al anfitrión un reembolso completo si prefieres cancelar la reservación.

    Contratiempos de viaje que cumplen los requisitos de reclamación según la Política de reembolso al huésped

    La Política de reembolso al huésped contiene más información, pero estos son los aspectos generales que cubre:

    • No poder acceder al alojamiento: por ejemplo, si el anfitrión te da el código incorrecto de la caja de seguridad y no logras ponerte en contacto con él, o si cambia tu reservación a otro alojamiento sin tu consentimiento.
    • El espacio no es seguro o no está limpio al llegar: esto incluye ropa de cama sucia, parásitos o insectos peligrosos, o cualquier otro aspecto que atente contra la seguridad de tu salud.
    • Faltan o no funcionan los servicios básicos: por ejemplo, si la cocina está en construcción, la alberca en mal estado durante los meses de verano o el sistema de calefacción roto durante el invierno.
    • El alojamiento no es como está descrito en el anuncio: por ejemplo, el número de habitaciones o camas es diferente o faltan características de accesibilidad.

    Envía tu solicitud en un plazo de 24 horas

    Si durante tu estadía te encuentras con algún problema como los anteriores:

    1. Reúne las pruebas necesarias: si puedes, toma fotos o vídeos para documentar los problemas (por ejemplo, si las sábanas están sucias o el código de acceso es incorrecto).
    2. Envía una solicitud al anfitrión: puedes pedirle que solucione el problema o que te haga un reembolso. Es importante que busques ayuda en un plazo de 24 horas desde el momento en el que detectas un problema en tu viaje. De lo contrario, el monto de tu reembolso podría verse afectado.
    3. Espera la respuesta: el anfitrión tiene un plazo de 1 hora para contestar. En cuanto lo haga, te avisaremos. Si no lo hace, intervendremos para ayudarte con el proceso.
    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?

    Artículos relacionados