Ir al contenido
    Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos
    Descubre cómo aplicar los 5 pasos del proceso de limpieza Airbnb

    Descubre cómo aplicar los 5 pasos del proceso de limpieza Airbnb

    Todo lo que necesitas saber para seguir el proceso de limpieza en 5 pasos.
    Por Airbnb el 4 de jun. de 2020
    Lectura de 8 min
    Última actualización 20 de oct. de 2020

    Lo más destacado

    • El proceso de limpieza se compone de cinco pasos: preparar, limpiar, sanitizar, verificar y reponer.

    • Sabemos que puede ser difícil adoptar una nueva rutina de limpieza, así que puedes encontrar consejos adicionales, listas de verificación específicas y más en la sección de limpieza de la pestaña Rendimiento

      • También puedes consultar el manual de limpieza de Airbnb, avalado por expertos, para familiarizarte con el proceso de limpieza avanzada en 5 pasos y ponerlo en práctica.

      Puesto que la limpieza es más importante que nunca, los anfitriones de alojamientos tienen que comprometerse a seguir el proceso de limpieza avanzada de cinco pasos de Airbnb. Estamos aquí para ayudarte a poner en práctica el proceso. Este artículo te guiará a través de los cinco pasos, además de proporcionarte orientación, consejos y mejores prácticas adicionales para ayudarte a seguir un estándar de limpieza consistente. Estas prácticas recomendadas se basan en el manual de limpieza avanzada, desarrollado con expertos en salud y hospitalidad teniendo en cuenta tu bienestar.

      Antes de limpiar, es importante que tú o tu equipo de limpieza profesional consulten a las autoridades locales para conocer las pautas sobre el tiempo de espera adecuado antes de ingresar al espacio. Por ejemplo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos recomiendan esperar 24 horas. Si eso no es posible, te aconsejamos que esperes al menos tres horas o el mayor tiempo posible después de que el huésped se vaya antes de entrar en el espacio, ya que esto puede ayudarte a reducir tu exposición a gérmenes. A fin de dejar tiempo suficiente para completar el proceso de limpieza, también te recomendamos actualizar la configuración del tiempo de preparación para bloquear un intervalo entre estancias.

      A fin de ayudarte a empezar, compartimos las mejores prácticas sobre los cinco pasos del proceso de limpieza: preparar, limpiar, sanitizar, verificar y reponer.

      Paso 1: Preparar el espacio para la limpieza

      • Ventila las habitaciones antes y durante la limpieza. Las autoridades regulatorias, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos recomiendan abrir las puertas y ventanas exteriores y usar ventiladores para favorecer la circulación del aire en el espacio antes de comenzar a limpiar y sanitizar. Ventila el espacio durante el mayor tiempo posible antes y durante la limpieza.
      • Reúne los artículo de limpieza adecuados. Te recomendamos que utilices únicamente soluciones desinfectantes homologadas por las autoridades sanitarias de tu país o las entidades de control de tu región (por ejemplo, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas).
      • Revisa las pautas de seguridad de los productos químicos. Lee siempre las etiquetas de los productos para saber cuáles son los ingredientes activos y cómo utilizarlos de forma correcta.
      • Lávate las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Si eso no es posible, usa un desinfectante de manos que contenga 60% de alcohol como mínimo y consulta a tu agencia gubernamental local para conocer las últimas pautas.
      • Usa equipo de protección en todo momento. Antes de entrar en el espacio, ponte equipo de protección como guantes desechables, delantales o batas y cubrebocas o caretas.
      • Saca toda la basura. Al comenzar con este paso, evitas que la basura contamine el espacio una vez que se haya limpiado. Asegúrate de poner bolsas nuevas en todos los basureros, eso facilitará la eliminación de pañuelos desechables y otro tipo de basura.
      • Retira todos los textiles del hoga que estén sucios. Según nos han contado los anfitriones, la lavandería es una de las tareas que más tiempo lleva y hay que hacerla entre cada estancia. Así que recoge todas las sábanas, toallas, manteles y demás textiles de la casa en cuanto entres en el alojamiento y evita sacudirlos para no contribuir a la propagación de gérmenes.
      • Desenchufa todos los aparatos antes de limpiar. Por tu seguridad, y para proteger los aparatos, acuérdate de desconectarlos antes de empezar a limpiar. Incluso si están apagados, los electrodomésticos siguen conectados a la corriente eléctrica hasta que se desenchufan. Si el espacio cuenta con interruptores de corriente junto a cada enchufe, puedes apagarlos para no tener que desenchufar uno a uno los aparatos eléctricos

      Recordatorio de seguridad: no ingreses a un espacio sin el equipo de protección recomendado y no lo vuelvas a usar si está sucio. Lee todas las etiquetas de seguridad de los productos químicos de limpieza para que sepas cómo utilizarlos de forma correcta.

      Paso 2: Limpia el polvo y la suciedad

      Limpiar consiste en eliminar los gérmenes y la suciedad de las superficies. Por ejemplo, puedes pasar un trapo con agua y jabón en las superficies de la cocina y la estufa. Es importante que completes este paso antes de sanitizar el espacio.

      • Lava todos los blancos a la temperatura máxima recomendada por el fabricante. Acuérdate de cambiarte los guantes desechables antes de tocar la ropa de cama limpia.
      • Lava todos los trastes y vacía la lavadora de trastes. A fin de garantizar los estándares de higiene, es muy importante lavar todos los trastes. Para asegurarte de que tengas tiempo suficiente para limpiarlos entre cada estancia, considera la posibilidad de cantidad de trastes a los que pueden acceder los huéspedes. Te recomendamos que proporciones el doble del número máximo de huéspedes (así que si tu alojamiento tiene capacidad para 4 personas, deja 8 vajillas). Si no tienes lavavajillas, lavá los trastes con agua caliente y jabón antibacterial para vajillas. A fin de evitar la contaminación cruzada, comienza por recorrer el espacio y recoge los trastes de cada habitación.
      • Sacude el espacio y barre o aspira el piso. Cuando sacudas, empieza de arriba hacia abajo para asegurarte de que no queden rastros visibles de suciedad. Barre todos los pisos y aspira las alfombras.
      • Limpia todas las superficies duras con agua y jabón. Limpia todas las superficies para eliminar la suciedad, la grasa, el polvo y los gérmenes. Las superficies duras incluyen las barras de cocina, mesas, fregaderos, gabinetes y pisos. Al trapear, comienza desde el fondo y hacia el frente de la habitación, luego tira el agua en un fregadero que aún no se haya limpiado.
      • Limpia todas las superficies suaves según las instrucciones del fabricante. Las superficies suaves incluyen las alfombras, la ropa de cama y la tapicería. Elimina cuidadosamente cualquier suciedad visible y luego limpia con los productos adecuados. Si es posible, lava los artículos a máquina según las instrucciones del fabricante.

      Recordatorio de seguridad: para prevenir la propagación de gérmenes, no te toques la cara mientras limpias.

      Paso 3: Sanitizar con desinfectante

      Sanitizar consiste en utilizar productos químicos para reducir la cantidad de gérmenes y bacterias. En este paso, les pedimos a los anfitriones que saniticen todas las áreas que más se tocan. Por ejemplo, hay que rociar con desinfectante los pomos de las puertas, los apagadores de luz y las manijas de los muebles.

      • Una vez que la superficie dura esté limpia, rocíala con desinfectante. Concéntrate en sanitizar todas las superficies que se tocan con frecuencia en el espacio (como perillas de las puertas e interruptores de luz), así como las superficies que pudieran haber estado en contacto con las sábanas sucias (por ejemplo, el suelo). Asegúrate de sanitizar los aparatos electrónicos según las instrucciones de limpieza del fabricante.
      • Deja que el desinfectante actúe durante el tiempo especificado. La etiqueta del producto especifica el tiempo de contacto necesario con el líquido para que los productos químicos saniticen una superficie de manera eficaz. Esto da tiempo para que los productos químicos eliminen la mayor cantidad de gérmenes posible.
      • Deja secar al aire. Si secas la superficie antes de tiempo, puede que el producto no haya actuado aún y no mate a los agentes patógenos como indica en la etiqueta.

      Recordatorio de seguridad: lee todas las indicaciones en las etiquetas para asegurarte de que estás usando correctamente los productos de limpieza.

      Paso 4: Revisa tus listas de verificación para cada habitación

      Tendrás acceso a listas de verificación específicas basadas en los detalles de tu alojamiento. Consulta cuáles son las mejores prácticas para cada habitación en cada lista de verificación y compártelas con el equipo de anfitriones o de limpieza profesional.

      • Asegúrate de haber sanitizado todas las superficies de contacto frecuente. Si se te olvidó algo, este el momento para resolverlo.
      • Pon atención a cualquier problema de mantenimiento o artículos faltantes. A medida que recorras el espacio para verificar que esté terminado, toma nota de cualquier artículo que necesite reemplazarse, rellenarse o surtirse.

      Paso 5: Reponer los productos y dejar todo listo

      A fin de evitar la contaminación cruzada, es importante que termines de limpiar y sanitizar una habitación antes de dejarla lista para recibir al próximo huésped.

      • Desecha y lava tus artículos de limpieza. Tira a la basura los productos desechables, como las toallitas desinfectantes. Lava los paños a la temperatura máxima adecuada para el material.
      • Vacía y limpia la aspiradora después de cada uso. Haz lo mismo con cualquier otro artículo de limpieza que hayas utilizado.
      • Quítate de forma segura el equipo protector terminado de limpiar. Deséchalo o lávalo de acuerdo con sus indicaciones de uso. Para evitar la contaminación cruzada, no olvides ponerte un nuevo par de guantes limpio después de limpiar cada habitación.
      • Lávate las manos durante al menos 20 segundos con agua y jabón. Si eso no es posible, usa un desinfectante de manos que contenga 60% de alcohol como mínimo y consulta a tu agencia gubernamental local para conocer las últimas pautas.
      • Estudia visualmente cada habitación para asegurarte de que el espacio esté listo para recibir al próximo huésped. Imagina que eres un huésped que ingresa al alojamiento por primera vez.
      • Proporciona artículos de limpieza para tus huéspedes. Los huéspedes nos han comentado que les gustaría poder limpiar durante su estancia. Deja a la vista los productos que puedan utilizar, como desinfectantes de manos, toallas de papel, guantes desechables, spray o toallitas desinfectantes y jabón de manos extra para que tus huéspedes puedan limpiar.
      • Reponer los artículos de limpieza. Asegúrate de consultar las fechas de caducidad y volver a surtir los productos que hayas utilizado para estar listo para la próxima rotación.

      Recordatorio: mantén siempre los productos químicos fuera del alcance de los niños.

      Comprométete con los estándares más altos de limpieza

      Ahora que conoces el proceso de limpieza en 5 pasos, debes actualizar tu rutina actual y aplicar estas técnicas a todas las habitaciones de tu espacio. Sabemos que puede ser difícil adoptar una nueva rutina de limpieza, así que elaboramos un manual de limpieza detallado que incluye indicaciones avaladas por expertos, consejos de seguridad y listas de verificación para ayudarte a poner en práctica el proceso de limpieza avanzada en 5 pasos de Airbnb. Pedimos a los anfitriones de alojamientos que sigan el proceso de limpieza avanzada en 5 pasos entre cada estancia.

      Una vez que los anfitriones se comprometen a seguir el proceso de limpieza en 5 pasos, aparecerá un distintivo en su anuncio. De esta forma, los huéspedes que busquen alojamiento sabrán que están de acuerdo con seguir una rutina de limpieza adecuada.

      Ten en cuenta que es posible que los requisitos de limpieza se actualicen con el tiempo a medida que cambien las recomendaciones de los expertos. El proceso de limpieza avanzada en 5 pasos de Airbnb y el manual más detallado se basan en la evolución de la ciencia y priorizan tu salud y bienestar junto con el de la comunidad en general.

      Sabemos que incorporar un proceso nuevo y diferente a tu rutina lleva tiempo. Por eso, estamos desarrollando productos y capacitaciones para ayudarte a integrar estos estándares de limpieza de manera eficiente y precisa. Para obtener información, recomendaciones y listas de tareas específicas, consulta la sección sobre la limpieza en la pestaña Rendimiento. Si necesitas pautas más detalladas, descarga el manual de limpieza.

      Es posible que la información contenida en este artículo haya cambiado desde su publicación. El proceso de limpieza avanzada en 5 pasos proporciona un conjunto simple de requisitos para limpiar tu alojamiento. Para obtener más información sobre cómo implementar estos pasos, puedes consultar todo e manual de limpieza de Airbnb. Como anfitrión, quizá tengas que tomar medidas adicionales para garantizar tu protección, la de tus huéspedes y la de los equipos con los que trabajes. Además, debes cumplir y actuar de acuerdo a las leyes o normativas locales que haya al respecto. Airbnb no se hace responsable de las lesiones o enfermedades que resulten de seguir este proceso de limpieza. Para obtener pautas de limpieza específicas de tu región, agrega a tus favoritos este artículo del Centro de ayuda.

      Lo más destacado

      • El proceso de limpieza se compone de cinco pasos: preparar, limpiar, sanitizar, verificar y reponer.

      • Sabemos que puede ser difícil adoptar una nueva rutina de limpieza, así que puedes encontrar consejos adicionales, listas de verificación específicas y más en la sección de limpieza de la pestaña Rendimiento

        • También puedes consultar el manual de limpieza de Airbnb, avalado por expertos, para familiarizarte con el proceso de limpieza avanzada en 5 pasos y ponerlo en práctica.

        Airbnb
        4 de jun. de 2020
        ¿Te fue útil?

        Descubre más temas