Ir al contenido

Peaceful Private Mountain Cottage

Perfil de usuario de Susan
Susan

Peaceful Private Mountain Cottage

Casa de huéspedes completa
2 huéspedesestudio1 cama1 baño
2 huéspedes
estudio
1 cama
1 baño
Impecable
11 huéspedes recientes han dicho que este alojamiento está impecable.
Ubicación fantástica
El 100 % de los últimos huéspedes han valorado con 5 estrellas la ubicación.
Susan tiene la categoría de Superhost
Los Superhosts son anfitriones con experiencia y valoraciones excelentes que se esfuerzan para que la estancia de sus huéspedes sea siempre perfecta.

Peaceful mountain yoga retreat nestled among the pines. This studio is located behind our house, as a guest cottage, but totally private and quiet. It has amazing light, lots of windows and sliding doors which open out onto a private backyard. It's a perfect get-a-way for a peaceful retreat. Feels like a your own private yoga studio and even comes with mats and yoga balls. I know you will find the energy in our studio to be calming and zen-like.

Servicios

Aire acondicionado
Elementos básicos
Calefacción
Agua caliente
No disponible: Detector de monóxido de carbono
El anfitrión todavía no indica si la vivienda cuenta con un detector de monóxido de carbono.

Distribución de las camas

Zonas comunes
1 cama queen size

Normas de la casa

No se admiten mascotas
Prohibido fumar y organizar fiestas o eventos
La hora de llegada es libre a partir de las 15:00 y la salida debe efectuarse antes de las 12:00

Disponibilidad

54 evaluaciones

Anfitrión: Susan

Mount Shasta, CaliforniaSe registró en junio de 2016
Perfil de usuario de Susan
73 evaluaciones
Verificado
Susan es un SuperhostLos Superhost son anfitriones con mucha experiencia y evaluaciones excelentes que se esfuerzan al máximo por ofrecer a los huéspedes estancias maravillosas.
Ratio de respuesta: 100%
Tiempo de respuesta: en menos de una hora
Comunícate siempre a través de AirbnbPara que tus pagos estén protegidos, nunca transfieras dinero ni te comuniques desde fuera de la página o de la aplicación de Airbnb.

El barrio