Ir al contenido
Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Sé un anfitrión responsable en Chile

    La comunidad de Airbnb es muy diversa e incluye a millones de personas de todo el mundo. Nuestro compromiso es que todas ellas, sea cual sea su origen, puedan sentirse como en casa allá donde vayan. Este compromiso se basa en dos principios fundamentales que se aplican tanto a los anfitriones como a los huéspedes que utilizan la plataforma de Airbnb: la inclusión y el respeto.

    En esta página encontrarás información importante que debes tener en cuenta y que puedes compartir con tus huéspedes, además de varias guías del Gobierno de Chile (Subsecretaría de Turismo, Servicio Nacional de Turismo, Ministerio de Salud, Oficina Nacional de Emergencias de Chile, Subsecretaría de Prevención del Delito y Superintendencia de Electricidad y Combustibles) con buenas prácticas en materia de seguridad, prevención y reducción de la propagación del coronavirus, así como recomendaciones sobre cómo actuar en caso de desastres naturales.

    Esta información te ayudará a:

    • Disponer de herramientas para que tus huéspedes estén informados y puedan disfrutar al máximo de su estancia con la mayor seguridad.
    • Tener una visión general de las distintas leyes y normativas que pueden afectarte, así como de tus obligaciones.

    Por otra parte, recomendamos a los anfitriones que investiguen por su cuenta, ya que esta página no contiene toda la información disponible acerca de esta cuestión y no puede considerarse asesoramiento jurídico o fiscal. Además, no se actualiza en tiempo real, por lo que es conveniente que los anfitriones consulten cada fuente para comprobar si ha habido cambios recientes.

    También es importante que conozcas las indicaciones en materia de salud y seguridad de las administraciones pertinentes de tu jurisdicción, que pueden incluir medidas de distanciamiento físico y protocolos de limpieza obligatorios. Debes consultar las recomendaciones que puedan haber emitido las autoridades sanitarias y las administraciones locales, y asegurarte de que las cumples. Esta página sobre cómo ser un anfitrión responsable incluye información sobre recomendaciones en materia de salud y seguridad, pero es posible que no estén actualizadas, por lo que siempre debes consultar a las autoridades locales.

    Índice

    Normativas y permisos

    Es importante que te asegures de que puedes hospedar en la propiedad. A veces existen restricciones en los contratos, la legislación y las normas de las comunidades de vecinos que no lo permiten. Te recomendamos que solicites asesoramiento a un profesional especializado o a las administraciones locales para obtener más información sobre la normativa, las restricciones y las obligaciones que se aplican en tu caso.

    Puedes utilizar la información general de este artículo como punto de partida para saber cuáles son las normativas y los permisos necesarios para hospedar.

    Contratos y permisos

    • A veces, los contratos de arrendamiento y las normas de las comunidades de vecinos incluyen restricciones que no permiten hospedar a viajeros.
    • Por eso, es importante que consultes cualquier contrato que hayas firmado o que te pongas en contacto con el propietario, la junta de la comunidad o la autoridad que corresponda.
      • En determinadas circunstancias, es posible que el propietario acceda a añadir un anexo al contrato de alquiler para aclarar cualquier posible duda, así como las responsabilidades y obligaciones de todas las partes.

    Restricciones hipotecarias

    • Si tu propiedad tiene una hipoteca (o está sujeta a cualquier otra forma de préstamo), ponte en contacto con la entidad acreedora para asegurarte de que no hay restricciones que prohíban subarrendar ni hospedar.

    Viviendas compartidas

    • Si compartes tu vivienda y quieres hospedar en ella, explica a las personas con las que convives todo lo necesario para que sepan qué esperar.
    • Plantéate la posibilidad de firmar un contrato con ellos para definir los derechos y obligaciones de todas las partes. El contrato puede incluir, entre otras cuestiones:
      • La frecuencia con la que planeas recibir huéspedes y qué harás para garantizar que cumplan las normas de la casa.
      • Si compartirás los ingresos que obtengas a través de esta actividad.

    Volver arriba

    Registro en Sernatur

    El Servicio Nacional de Turismo de Chile (Sernatur) dispone de un Registro Nacional de Prestadores de Servicios Turísticos. La inscripción es gratuita y debe realizarse a través de internet.

    Para obtener más información o averiguar si tienes la obligación de registrarte, entra en la página web del Servicio Nacional de Turismo y consulta la Guía paso a paso de Sernatur para el registro de prestadores de servicios turísticos.

    El registro incluye las siguientes categorías de prestadores de servicios de alojamiento turístico*:

    1. hostal o albergue;
    2. bed and breakfast o alojamiento familiar;
    3. apartotel;
    4. camping o recinto de campamento;
    5. lodge o centro de turismo de naturaleza;
    6. estancia o hacienda;
    7. complejo turístico o resort;
    8. departamento turístico o ejecutivo**;
    9. residencial;
    10. hostería;
    11. hotel boutique;
    12. hotel;
    13. cabaña; y
    14. terma.

    La definición de cada una de estas categorías figura en la Norma chilena n.º 2760, «Clasificación, calificación y terminología de los establecimientos de alojamiento turístico» (NCh2760:2013**).

    Si tu alojamiento se corresponde con alguna de estas categorías, te recomendamos que te registres en Sernatur y, cuando hayas obtenido tu número, lo indiques en el anuncio de tu espacio en nuestra plataforma, en el campo Número de registro en Sernatur.

    * La definición de «servicios de alojamiento turístico» se encuentra en el artículo 5.º, letra h), de la Ley n.º 20423/2010 del Sistema Institucional para el Desarrollo del Turismo (disponible aquí para su consulta), así como en el artículo 3.º, letra a), del Decreto n.º 19/2019 que aprueba el Reglamento para la aplicación del Sistema de Clasificación, Calidad y Seguridad de los Prestadores de Servicios Turísticos.

    ** Según el artículo 3.1.8 de la NCh 2760:2013, un departamento turístico o ejecutivo es un «establecimiento que provee el servicio de alojamiento turístico en unidades habitacionales del tipo departamento, los que deben estar amoblados y destinados principalmente al turista de recreación, vacacional o de negocios, los que pueden estar ubicados en un mismo edificio o en edificios distintos, bajo una administración centralizada. Deben contar como mínimo con los servicios de recepción en horario acordado con el cliente y servicio de mucama propio o concertado».

    Volver arriba

    Seguridad (para anfitriones y huéspedes)

    La seguridad de los anfitriones y los huéspedes de la comunidad es una de nuestras principales prioridades. Para dar tranquilidad a los viajeros, puedes dejarles instrucciones con información útil por si se produce una emergencia o para ponerles al corriente de cualquier riesgo que pueda existir en el espacio.

    Recomendaciones del Gobierno de Chile

    La Subsecretaría de Prevención del Delito del Gobierno de Chile ha creado la guía «Chile país seguro» donde se detallan algunas precauciones para que los viajeros puedan evitar actos ilícitos en espacios públicos y se facilitan la información de contacto de la policía y de otros servicios útiles para los turistas.

    Según la Subsecretaría, las recomendaciones para desplazarse de forma segura a pie por la ciudad son las siguientes:

    • En la calle, intenta llevar lo estrictamente necesario y presta atención a tus pertenencias.
    • Evita hablar por teléfono móvil en aglomeraciones o zonas poco iluminadas.
    • Cambia el dinero en casas de cambio establecidas, no en la calle.
    • Si coges un taxi, comprueba que el taxímetro funcione y pide el recibo al conductor. Para viajar desde el aeropuerto, elige siempre el transporte autorizado.
    • Si vas a comprar algo con tarjeta o transferir dinero a través de un cajero, no pierdas de vista la tarjeta e introduce la clave con cuidado de que nadie la vea.
    • Evita el comercio ambulante ilegal. Compra en tiendas oficiales para asegurarte de que puedes ejercitar tus derechos y garantizar la calidad de los productos.
    • Si eres víctima de un delito, mantén la calma y llama a los Carabineros (133) o a la Policía de Investigaciones (134).

    A continuación, encontrarás varias guías con recomendaciones de la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública (ONEMI) para tomar medidas durante el invierno en caso de heladas o si se produce una catástrofe natural:

    Más información sobre las recomendaciones de la ONEMI.

    Información de contacto en caso de emergencia

    • Proporciona a los huéspedes una lista con los siguientes teléfonos:
      • Servicios locales de emergencia:
        • SAMU (ambulancia): 131
        • Bomberos: 132
        • Carabineros: 133
        • Policía de Investigaciones: 134
      • El hospital más cercano
      • Tu número de contacto
      • Un segundo número de contacto (por si no pueden localizarte en el primero)
    • Asegúrate de que los huéspedes saben cuál es la mejor manera de contactar contigo en caso de emergencia.
      • Comunicarte con ellos a través del sistema de mensajes de Airbnb es siempre una alternativa segura.

    Botiquín

    • Asegúrate de que en el espacio haya un botiquín y explica a los huéspedes dónde encontrarlo.
    • Comprueba regularmente que tiene todos los artículos necesarios y repón lo que haga falta.

    Salidas de emergencia

    • Indica claramente cuáles son las rutas de evacuación en caso de incendio.
    • Coloca en un lugar visible un mapa indicando cómo salir del alojamiento en caso de emergencia.
    • Según la legislación en vigor, la persona o entidad encargada de administrar el edificio tiene la obligación de elaborar un plan de emergencia en caso de accidente, como incendios, terremotos o situaciones similares. En él, tienen que constar los pasos que se deben seguir antes, durante y después del accidente, y es muy importante que se explique detalladamente el procedimiento de evacuación en caso de incendio.

    Prevención de riesgos

    • Inspecciona el espacio para identificar si los huéspedes podrían tropezarse o caerse en algún punto concreto.
    • Retira cualquier elemento que pueda resultar peligroso o advierte de su presencia de forma visible.
    • Quita los cables que estén a la vista.
    • Asegúrate de que las escaleras son seguras y tienen pasamanos.
    • Retira o guarda bajo llave los objetos que puedan resultar peligrosos para los huéspedes.

    Electricidad

    • Cuando enciendas la luz o utilices un electrodoméstico o aparato eléctrico, asegúrate de que tienes las manos secas.
    • Nunca desconectes un electrodoméstico tirando del cable, ya que podría provocar un incendio.
    • Los enchufes pueden resultar peligrosos si están al alcance de los niños.
    • Solo los técnicos con licencia de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) de Chile podrán realizar reparaciones en los sistemas eléctricos.
    • Comprueba que todos los dispositivos eléctricos o que funcionen con combustible de tu espacio disponen de la certificación de la SEC.
    • Asegúrate de no enchufar a la corriente ningún aparato con un voltaje superior al de la toma.
    • Asegúrate de que todos los electrodomésticos del alojamiento están instalados conforme a las instrucciones del fabricante y cumplen con todas las normas de seguridad aplicables en tu zona.
    • Recuerda que la instalación de la mayoría de los electrodomésticos debe llevarla a cabo un profesional.
    • Selecciona un punto de encuentro a una distancia segura de tu espacio donde puedan reunirse los huéspedes si se produce un incendio.

    Para obtener más información sobre qué precauciones puedes tomar en relación con la electricidad, puedes ver los siguientes vídeos de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles de Chile (SEC):

    Detección de fugas de gas y prevención de incendios

    A continuación, encontrarás algunos consejos que te pueden ayudar a evitar accidentes derivados del uso de gas o combustibles en el alojamiento:

    • Si tienes electrodomésticos que funcionan con gas, asegúrate de que cumplen la normativa de seguridad vigente y de que dispones de un detector de monóxido de carbono que funcione.
    • Instala un extintor en el alojamiento y asegúrate de que un profesional lo inspeccione periódicamente.
    • Si notas que huele a gas dentro o fuera del alojamiento, llama inmediatamente a la empresa distribuidora. El gas natural no tiene olor, pero se mezcla con sustancias que sí lo tienen para que resulte más fácil detectar fugas.
    • Si notas que algo no va bien con alguna de las instalaciones de gas y crees que podría suponer un peligro, llama a la empresa responsable del suministro.
    • No enciendas cerillas ni generes chispas en un entorno donde huela a gas natural.
    • Revisa regularmente los dispositivos que funcionen con gas para asegurarte de que está todo en orden, por ejemplo, que no se produce hollín ni una llama grande, amarilla e irregular en el fogón.
    • Si detectas alguna de estas anomalías o cualquier otra, ponte en contacto con una empresa de mantenimiento que cuente con las certificaciones necesarias.
    • Asegúrate de que un servicio profesional inspecciona los dispositivos al menos una vez al año.
    • Los miembros de tu familia y tú debéis saber dónde está la llave de paso del gas.
    • En caso de emergencia, cierra la llave de paso del suministro de gas a la vivienda cuanto antes.
    • No permitas que ninguna persona aficionada o que no cuente con la formación y las certificaciones adecuadas toque o manipule las instalaciones de gas.
    • No manipules ni instales por tu cuenta ningún dispositivo de gas, de ventilación, inyectores o eyectores que puedan modificar el flujo y la circulación de las masas de aire.
    • Es muy importante que los anfitriones no instalen o manipulen este tipo de dispositivos por su cuenta. Dichas tareas debe realizarlas una persona o entidad autorizada por la SEC, avisando siempre con antelación al administrador o a la persona que desempeñe sus funciones, según corresponda. El incumplimiento de estas normas podría acarrear multas para el arrendador o el arrendatario.

    Para más información, consulta estos recursos:

      Qué hacer si huele a gas

      Si crees que podría haber una fuga de gas, sigue estas instrucciones:

        • No enciendas ningún interruptor o aparato eléctrico.
        • No enciendas cerillas o fogones, y no fumes.
        • Abre las puertas y las ventanas para ventilar el espacio.
        • Apaga todos los aparatos que funcionen con gas y cierra la llave de paso de la vivienda.
        • No vuelvas a abrir la llave de paso del gas hasta que se haya completado la reparación de la instalación de gas o del dispositivo averiado.

        Manejo de bombonas o cilindros de gas

        Si en tu alojamiento se utilizan bombonas de gas (también llamadas «cilindros»), te recomendamos que sigas estas instrucciones:

        • Cuando cambies de bombona, hazlo siempre con la válvula cerrada para reducir al mínimo la cantidad de gas que se libera a la atmósfera.
        • Nunca cambies la bombona cerca de fuentes de calor o donde haya llamas, como fogones, calentadores o cigarrillos.
        • El propano y el butano pesan más que el aire, de modo que las bombonas de gas siempre deben colocarse en posición vertical, tanto si están llenas como si están vacías.
        • Si se produce una fuga de gas, no abras ni cierres ningún circuito eléctrico, porque podría provocar una descarga que, a su vez, podría dar lugar a un incendio o una explosión.

        Seguridad de los niños

        Algunos huéspedes viajan con niños y necesitan saber si tu alojamiento es apto para ellos.

        • En la sección Notas adicionales del apartado Detalles de tu anuncio, puedes indicar cualquier posible riesgo que exista en tu espacio o especificar si no es adecuado para niños o bebés.

        Control de la temperatura ambiente

        Es muy importante que electrodomésticos como los radiadores o los sistemas de aire acondicionado funcionen correctamente, ya que pueden suponer una gran diferencia para los huéspedes. Hay muchas formas de garantizar que los viajeros estén a gusto durante su estancia:

        • Asegúrate de que tu alojamiento está bien ventilado.
        • Explícales cómo utilizar correctamente la calefacción y el aire acondicionado.
        • Comprueba que el termostato funciona bien y que los huéspedes saben dónde está.
        • Revisa los electrodomésticos con regularidad.

        Límite de huéspedes

        Especifica cuánta gente puede alojarse en tu espacio para garantizar que es seguro para todos.

        • Es posible que la persona o entidad encargada de la administración del inmueble haya establecido normas a este respecto, de modo que no olvides consultarlas.

        Volver arriba

        Civismo

        Ser un anfitrión responsable consiste, entre otras cosas, en ayudar a los huéspedes a comprender cuál es la mejor manera de interactuar con tu comunidad. Si les explicas las normativas y costumbres locales, estarás contribuyendo a que tanto ellos como las personas con quienes se relacionen durante su viaje disfruten de una experiencia positiva.

        Normas del edificio

        • Si el inmueble dispone de zonas comunes o servicios que compartan todos los residentes, debes informar a los huéspedes de las normas que deben cumplir si tienen acceso a estos espacios.

        Normas de la casa

        • Puedes detallar las normas de la casa en la sección Notas adicionales del apartado Detalles del anuncio después de iniciar sesión en tu cuenta de Airbnb.
          • Los huéspedes suelen valorar mucho que les pongas al corriente de estas reglas antes de llegar.

        Vecinos

        • Te recomendamos encarecidamente que informes a los vecinos de que vas a recibir huéspedes en tu espacio.
          • Así podrán comunicarte si tienen alguna objeción o si hay alguna cuestión que debas tener en cuenta.

        Ruido

        • Antes de que los huéspedes comiencen su estancia, es importante que les expliques que hacer ruido puede resultar molesto para los vecinos.
        • Si te preocupa que los viajeros molesten a los vecinos mientras se hospedan en tu alojamiento, tienes varias formas de evitarlo:
          • Establece un horario de descanso en el que debe respetarse el silencio.
          • Consulta lo que establece la normativa local aplicable en cada situación. Es posible que ya existan algunas restricciones en las ordenanzas locales.
          • No permitas que los huéspedes lleven mascotas.
          • Indica que tu alojamiento no es apto para niños o bebés.
          • Prohíbe las fiestas y el acceso por parte de huéspedes que no estén incluidos en las reservas.

        Aparcamiento

        • Si tu edificio o tu barrio tienen normas específicas relativas al aparcamiento, es importante que informes de antemano a los huéspedes.

        Mascotas

        • Comprueba que las normas del edificio o los estatutos de la comunidad de vecinos no establecen ninguna restricción sobre la presencia de animales de compañía.
        • Si permites que los huéspedes lleven mascotas, te agradecerán que les indiques cuáles son las zonas más apropiadas para sacarlas de paseo y cómo pueden deshacerse de los excrementos.
        • Si el animal que llevan consigo molesta a los vecinos, también puedes ofrecerles otras alternativas, como una residencia canina u otras instalaciones destinadas al cuidado de animales domésticos.

        Intimidad

        Zonas para fumadores

        • Si no está permitido fumar en tu alojamiento, te recomendamos que coloques letreros para recordárselo a los huéspedes.
        • En caso de que puedan hacerlo, déjales ceniceros en las áreas donde esté permitido.
        • Además, te recomendamos que consultes las normas o estatutos del complejo de apartamentos o del inmueble, puesto que podrían aplicarse otras normas que restrinjan el consumo de tabaco en espacios públicos.

        Recomendaciones de la Subsecretaría de Turismo de Chile

        Las recomendaciones de la Subsecretaría de Turismo de Chile incluyen lo siguiente:

        Volver arriba

        Seguros

        Consulta a tu aseguradora qué tipo de obligaciones, límites y coberturas necesitas en función de tus circunstancias.

        Garantía para anfitriones y Seguro de protección

        • De conformidad con la legislación vigente, todos los copropietarios de un inmueble deben disponer de un seguro contra incendios.
        • Si uno de ellos no contrata dicha póliza, la persona o entidad responsable de la administración del inmueble lo contratará en nombre de dicho copropietario, que se hará cargo del coste. La prima correspondiente se le cobrará junto con los gastos de comunidad u otros gastos comunes, y se hará constar como concepto en el desglose.
        • La Garantía para anfitriones y el Seguro de protección para anfitriones que ofrece Airbnb proporcionan una cobertura básica por daños y responsabilidad civil.
          • No obstante, estos no sustituyen en ningún caso a los seguros que los propietarios o arrendatarios deban contratar ni constituyen pólizas de seguros de responsabilidad civil como tales. Por tanto, es posible que tengas la obligación de contratar otra póliza.

        Responsabilidad civil y amparo básico

        • Revisa la póliza de tu aseguradora para comprobar que tu alojamiento dispone de una cobertura de responsabilidad civil y de daños materiales adecuada.

        Volver arriba

        Más información útil para los anfitriones

        Si quieres saber más sobre cómo hospedar en Airbnb, consulta nuestras preguntas frecuentes para anfitriones.

        Volver arriba

        ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?