Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Consejos sobre primeros auxilios

    Por mucho cuidado que pongamos al hacer las cosas, a veces ocurren accidentes. Y, aunque esperamos que nunca te veas en esta situación, queremos que sepas reaccionar si pasa algo. Por eso, hemos colaborado con la Cruz Roja Americana y la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (IFRC) para proporcionarte algunas recomendaciones generales de seguridad. Estas directrices, desarrolladas por el Centro Global de Preparación para Desastres de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, son aplicables en 191 países. Son un buen punto de partida para saber qué hacer si ocurre un accidente, pero te recomendamos que te apuntes a un curso de primeros auxilios y reanimación cardiopulmonar en tu zona.

    Prepara o compra un botiquín

    Tanto los anfitriones como los viajeros deben tener un botiquín a mano. Los anfitriones deben asegurarse de que los viajeros saben dónde está, y es importante que estos pregunten por él si no lo tienen ubicado.

    Productos que debes tener a mano

    Es importante que adquieras los siguientes artículos en una farmacia o un supermercado para incluirlos en un botiquín, de modo que cumpla los requisitos de la Cruz Roja:

    • 2 pares de guantes sin látex
    • Apósitos adhesivos sin látex de distintos tamaños
    • Gasas estériles de distintos tamaños
    • 1 rollo de esparadrapo adhesivo de tela
    • Rollos de vendas de distintos tamaños
    • 1 venda elástica
    • 3 o 4 vendas triangulares
    • 1 férula para inmovilización radiolúcida y maleable de 90 cm
    • 1 bote o tubo de pomada, crema o gel antibiótico
    • 4 bolsas de plástico con cierre hermético
    • 5 paquetes de toallitas desinfectantes
    • 2 dosis de aspirina masticable
    • 1 manta térmica
    • 1 mascarilla para reanimación cardiopulmonar (con una válvula unidireccional)
    • Tijeras
    • 1 termómetro oral
    • Pinzas

    Es importante que sepas usar estos artículos, pero somos conscientes de que recordar todos los pasos en una situación de crisis no es sencillo. Por eso, te recomendamos que te descargues la aplicación Primeros Auxilios (o First Aid, según el país), ofrecida por la red de la Cruz Roja y la Media Luna Roja de cada territorio.

    Cómo reaccionar ante una emergencia: los tres pasos

    Aunque sepas un poco de primeros auxilios, es importante que, cuando trates de ayudar, no pongas en peligro tu vida ni la de los demás. Los profesionales sanitarios son quienes están mejor preparados para actuar ante estas situaciones. Sin embargo, actuar rápido y siguiendo estos tres pasos puede salvar vidas:

    • Analiza la situación: valora si existe una emergencia, comprobando cómo se encuentran las personas afectadas y revisando el entorno, y trata de determinar si necesitan atención médica o si corren algún riesgo.
    • Pide ayuda: si crees que la situación es crítica, llama al número de los servicios de emergencias del país donde te encuentres.
    • Atiende a las personas heridas: permanece a su lado, supervisa sus signos vitales y facilita toda la información que puedas al personal de emergencias.

    Cómo proporcionar primeros auxilios

    Es posible que el personal de emergencias tarde un poco en llegar, especialmente si hay mucho tráfico o estás en un lugar apartado. Aunque lo mejor es esperarlos, en casos de urgencia extrema quizás puedas tomar algunas de las medidas que te detallamos a continuación.

    Reacciones alérgicas

    El polen, las picaduras, el látex, determinados medicamentos y algunos alimentos, como los frutos secos, el marisco, los huevos o los lácteos, pueden causar reacciones alérgicas graves (la más extrema es la que conocemos como «shock anafiláctico»).

    Qué deben tener a mano los anfitriones y los viajeros:

    • Un botiquín.
    • La aplicación Primeros Auxilios o First Aid del país donde esté el alojamiento.
    • Un autoinyector de epinefrina (deben llevarlo los viajeros, en caso de que su médico se lo prescriba).

    Cómo actuar

    1. Identifica los síntomas. Comprueba si la persona presenta sarpullidos, picores o hinchazón en la cara, las manos o los pies. La inflamación de las vías respiratorias también puede hacer que el ritmo de respiración sea más lento. Además, las reacciones alérgicas también pueden provocar vómitos y diarrea.
    2. Llama a los servicios de emergencias locales. Si la persona afectada presenta síntomas, es importante que pidas ayuda cuanto antes llamando al número de emergencias. Las reacciones alérgicas graves precisan de asistencia sanitaria urgente.
    3. Utiliza un autoinyector de epinefrina. Si la persona afectada tiene una alergia conocida, es posible que viaje con un lápiz de epinefrina por recomendación de su médico. Puedes ayudarla a usarlo siguiendo las indicaciones que vengan en el envase. Es importante que solo utilice el autoinyector que lleve consigo, y no el de otra persona, ya que podría estar indicado para otro tipo de alergias.
    4. Ayúdala a sentirse lo más cómoda posible y recuérdale constantemente que la ambulancia está en camino.
    5. Informa a los servicios de emergencias de todas las medidas que hayáis tomado. Es importante que describas el incidente con todo lujo de detalles y menciones si habéis usado un autoinyector de epinefrina.

    Convulsiones

    • Evita que la persona que esté convulsionando se haga daño al moverse.
    • No la inmovilices.
    • Cuando paren las convulsiones, colócala de lado.
    • Inclínale la cabeza hacia atrás y comprueba si respira.

    Emergencias en personas diabéticas

    • Dale algo dulce y azucarado para comer o beber.
    • Transmítele tranquilidad: lo habitual es que empiece a sentirse mejor poco a poco.

    Ictus (accidente cerebrovascular)

    • Identifica si la persona afectada tiene sensibilidad en ambos lados de su cuerpo.
    • Comprueba si puede levantar ambos brazos.
    • Confirma que puede hablar de manera clara y sin dificultad.

    Asfixia

    • Comprueba si respira inclinándole la cabeza hacia atrás.
    • Si la vía respiratoria está bloqueada, despéjala.
    • Dale 5 golpes entre los omóplatos para tratar de desplazar el objeto que está obstruyendo la respiración.
    • Agarrando a la persona por detrás, apriétale el abdomen 5 veces con fuerza.
    • Permanece a su lado hasta que lleguen los servicios de emergencias.

    Intoxicación

    • Averigua qué ha tomado, cuándo y en qué cantidad.
    • IMPORTANTE: una persona intoxicada NO debe provocarse el vómito ni beber nada.

    Ataque al corazón

    • Ayúdala a sentarse.
    • Dale aspirina (no ibuprofeno ni paracetamol).
    • Mantén la calma y transmítele tranquilidad mientras esperáis a que llegue la ambulancia.

    Hemorragia externa

    • Presiona la herida.
    • No dejes de apretar hasta que lleguen los servicios de emergencia.

    Fracturas, dislocaciones, esguinces y torceduras

    • Estabiliza la zona lesionada para impedir que se mueva.
    • Asegúrate de mantenerla inmovilizada hasta que lleguen los profesionales.

    Lesiones en el cuello, la cabeza o la columna vertebral

    • Avisa a los servicios de emergencia si la persona está adormilada, desorientada o si vomita, o si la lesión se ha producido por una caída desde una distancia de al menos dos veces su altura.
    • Pídele que no se mueva y trate de relajarse.
    • Coloca una apósito frío o un paño empapado en agua sobre la lesión durante 20 minutos y luego retíralo durante 10 minutos; después, repite el proceso las veces que haga falta.

    Emergencias que no parecen graves en un principio

    Quemaduras

    • Enfría la quemadura colocándola bajo un chorro de agua fría durante al menos 10 minutos.
    • Cubre la quemadura con film de cocina o una bolsa de plástico limpia.
    • Si la persona que ha sufrido las quemaduras es un niño, o si las lesiones son graves, llama al número de emergencias.

    Asma

    • Ayúdala a sentarse en una postura cómoda y a tomar la medicación, si dispone de ella.
    • Mantén la calma y transmítele tranquilidad.
    • Si el asma empeora o no mejora con la medicación, llama a los servicios de emergencias.

    Golpe de calor

    • Traslada a la persona afectada a un lugar fresco.
    • Rehidrátala con bebidas deportivas (isotónicas), agua de coco, leche o simplemente agua, cuando no tengáis a mano ninguna de las otras opciones.
    • Retira o afloja toda la ropa que sea posible.
    • Cúbrela con paños empapados en agua fría.
    • Abanica a la persona afectada y rocíala con agua de vez en cuando.
    • Si no responde, llama al número de los servicios de emergencias.

    Hipotermia (exceso de frío)

    • Comprueba si presenta signos de hipotermia (temperatura corporal muy baja).
    • Trata de subirle la temperatura con agua a un máximo de 37 grados Celsius (100 grados Fahrenheit).
    • Tápala con una manta o un abrigo, pero sin ejercer presión.
    • Dale de beber líquidos calientes sin alcohol ni cafeína.
    • Si no responde, llama al número de emergencias.

    Otras recomendaciones

    Planifica de antemano qué hacer en caso de emergencia

    Conviene que todas las personas que participen en una experiencia dispongan de un plan de emergencia para reaccionar rápidamente si se produce una catástrofe natural o cualquier otra situación peligrosa durante la actividad.

    Mecanismos de protección ofrecidos por Airbnb

    Nuestro servicio de atención al cliente está disponible las 24 horas para ayudar a los anfitriones y los viajeros durante las estancias y las experiencias. Además, ofrecemos una cobertura de responsabilidad civil de hasta 1 millón de dólares a través de nuestro Seguro de protección para las experiencias, de modo que los anfitriones y los viajeros puedan disfrutar de las actividades con más tranquilidad (se aplican algunas exclusiones). Además, por si se produjera alguna lesión que suponga un riesgo para la vida, colaboramos también con un proveedor de servicios de evacuación médica al que podemos recurrir en el caso de que una persona herida lo precise.

    Aviso legal de los colaboradores

    Contenido ofrecido por la Cruz Roja Americana. ©2021 The American National Red Cross. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

    El nombre y el emblema de la Cruz Roja Americana y de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja se utilizan con su permiso, lo que en ningún caso constituye un aval, expreso o implícito, de ningún producto, servicio, empresa, opinión o postura política. El logotipo de la Cruz Roja Americana es una marca registrada y su titularidad corresponde a The American National Red Cross. Si necesitas más información sobre la Cruz Roja Americana, entra en redcross.org.

    Si se produce una emergencia, ponte en contacto de inmediato con la policía o el servicio de emergencias local.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?

    Artículos relacionados