Continúa el proceso de navegación para acceder a los resultados sugeridos

    Seguridad en materia de incendios y monóxido de carbono

    Es importante que te sientas seguro en el alojamiento que elijas. Por eso, te recomendamos que leas estos consejos antes de tu estancia.

    Información útil antes del viaje

    Recomendamos a los anfitriones que instalen detectores de humo y de monóxido de carbono (CO) en sus alojamientos, pero también es importante que tú como huésped, sigas ciertos consejos de seguridad cuando viajes.

    Verifica si un alojamiento tiene detectores de humo y de monóxido de carbono tanto antes de reservar como al llegar. Encontrarás esta información en la lista de servicios, en el apartado Seguridad en el hogar.

    Los detectores de monóxido de carbono no son habituales en muchos lugares del mundo, por lo que te recomendamos que lleves uno cuando te vayas de viaje. Sobre todo si, según la información del anuncio, no hay uno instalado en el alojamiento que reservaste.

    Acerca del monóxido de carbono

    El monóxido de carbono (CO) es un gas invisible, inodoro e incoloro creado cuando los combustibles (como gasolina, madera, carbón, gas natural, propano, petróleo y metano) se queman de manera incompleta. Se puede producir en aparatos de combustión domésticos, como hornillas, hornos, calentadores y calentadores de agua. Los niveles altos de monóxido de carbono pueden ser fatales.

    Medidas preventivas de la Cruz Roja Americana

    • No utilices nunca un generador, una parrilla, un hornito u otros dispositivos que se enciendan con gasolina, propano, gas natural o carbón vegetal dentro de una vivienda, una cochera, un sótano o cualquier zona parcialmente cerrada.
    • Deja siempre este tipo de dispositivos en espacios exteriores y mantenlos alejados de puertas, ventanas y conductos de ventilación que puedan dejar entrar el monóxido de carbono.
    • Recuerda que abrir puertas y ventanas o usar ventiladores no impide que el monóxido de carbono se acumule. Aunque el monóxido de carbono no se puede ver ni oler, puede provocar rápidamente la incapacidad total y la muerte. Si empiezas a marearte o sientes aturdimiento o debilidad, sal inmediatamente a un espacio al aire libre.
    • Los detectores de monóxido de carbono deben instalarse en puntos centrales en cada piso de un alojamiento, así como fuera de las áreas destinadas a dormir, para avisar a tiempo en caso de que el gas empiece a acumularse.
    • Pregunta a tu anfitrión si revisa las pilas con regularidad y las reemplaza siempre que sea necesario.

    Si suena un detector de monóxido de carbono:

    1. Sal rápidamente a un lugar al aire libre.
    2. Nunca ignores la alarma.
    3. Llama a los servicios de emergencia locales.
    4. Quédate en un lugar al aire libre hasta que el personal de emergencia llegue para ayudarte.

    Visita www.redcross.org/homefires para obtener más información.

    * Para facilitar la comunicación con los usuarios de todo el mundo, solemos utilizar los términos detector y alarma indistintamente.

    El nombre, el emblema y los materiales protegidos por derechos de autor de la Cruz Roja Americana se utilizan con su permiso, el cual de ninguna manera constituye un respaldo, expreso o implícito, de ningún producto, servicio, compañía, opinión o postura política. El logotipo de la Cruz Roja Americana es una marca registrada propiedad de The American National Red Cross. Para obtener más información acerca de la Cruz Roja Americana, visita redcross.org.

    ¿Conseguiste la ayuda que necesitabas?